Main Area

Main

Internacionales

Haití: qué se sabe sobre el ataque en el que fue asesinado a tiros el presidente Jovenel Moïse

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, estaba en su residencia privada cuando ocurrió el ataque armado que acabó con su vida. El político de 53 años y su esposa, Martine Moïse, quien resultó gravemente herida, se encontraban en su casa de la calle Pelerin 5, en el barrio de Pétion-Ville del sur de Puerto Príncipe, cuando comenzaron los disparos.


El presidente de Haití, Jovenel Moïse, estaba en su residencia privada cuando ocurrió el ataque armado que acabó con su vida.

 

El político de 53 años y su esposa, Martine Moïse, quien resultó gravemente herida, se encontraban en su casa de la calle Pelerin 5, en el barrio de Pétion-Ville del sur de Puerto Príncipe, cuando comenzaron los disparos.

 

 

 

"Los primeros elementos de información que tenemos a nuestra disposición nos hacen entender que se trata de un grupo de personas de habla inglesa y española", dijo el primer ministro, Claude Joseph, al confirmar la muerte de Moïse.

 

"Llevaban armas de gran calibre y mataron al presidente", continuó. "Los perpetradores, asesinos del presidente Moïse, tendrán que pagar por sus acciones ante la justicia".

 

Las autoridades declararon el estado de emergencia durante dos semanas en todo el territorio e iniciaron la búsqueda de los responsables, según una edición extraordinaria de Le Moniteur, el diario oficial del país.

 

De acuerdo con la publicación, las primeras informaciones apuntan que el asesinato fue realizado por un grupo de hombres armados extranjeros.

 

La "cacería" de los perpetradores

 

Las primeras imágenes tomadas por agencias de noticias mostraron el exterior de la residencia de Moïse, con guardias militares, policías y equipos forenses la mañana de este miércoles.

 


Aún no está claro quiénes fueron los agresores y por qué la guardia de Moïse no pudo intervenir en su defensa.

 

Por la mañana, Claude Joseph expuso la posibilidad de que los atacantes fueran extranjeros, ya que hablaban inglés o español. En Haití, los idiomas oficiales son el francés y el creole.


Más tarde, el embajador de Haití en Estados Unidos, Bocchit Edmond, dijo que su país hacía un llamado a una "cacería internacional" de los responsables de un ataque "bien orquestado".


Si bien dijo que no quería especular, dijo tener información de que el atentado fue perpetrado por atacantes "profesionales" que habían llegado a la residencia del presidente afirmando falsamente ser agentes de la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés).

 


En el lugar había vehículos que fueron impactados por balas, así como casquillos de bala en el piso.


"Así es como se presentaron, como agentes de la DEA", declaró Edmond a la agencia Reuters. "De ninguna manera eran agentes de la DEA".

 

"Tenemos un video y creemos que son mercenarios", señaló.


Videos difundidos en la prensa y redes sociales -cuya autenticidad no ha sido verificada por las autoridades- muestran a un grupo de hombres armados en una calle, presuntamente grabados por vecinos del barrio donde vivía el presidente Moïse.

Una persona yace en el piso mientras algunos hombres con armas largas hablan entre sí. En otro momento se escuchan disparos, pero es poco lo que se aprecia en la oscuridad.

 

En otro segmento se escucha a alguien decir en inglés "Esta es una operación de la DEA" a través de un megáfono.

 

Sin embargo, la tarde de este miércoles un portavoz de la Casa Blanca rechazó cualquier implicación de la DEA.

 

"Estados Unidos condena este acto atroz, estos informes falsos no son más que eso, solo informes falsos", dijo Ned Price.

 

 

"Tenemos mucho miedo"

 

Luego del atentado, en Puerto Príncipe había una inusual calma.


Las calles de la capital, que por lo general son bulliciosas, estaban desiertas y los negocios permanecían cerrados este miércoles.


"No sabemos qué sucede en el país, especialmente en Puerto Príncipe. Así que estamos en nuestros teléfonos celulares, en la radio, en la televisión, esperando saber qué pasará ahora", le dijo a la BBC Pascale Solages, residente de Puerto Príncipe.


"Tenemos mucho miedo. Hace un año que vivimos una situación complicada, pero esta mañana es más difícil", añadió.

 

A pesar de que Joseph dijo que asumió el poder junto a los ministros de Estado, quedan dudas sobre cuánto control del gobierno tiene.

 

La Constitución de Haití dice que los ministros, bajo el liderazgo del primer ministro, toman el control en caso de la vacancia presidencial, hasta que se puedan convocar elecciones.

 

Pero eso tampoco está claro, ya que un nuevo primer ministro, Ariel Henry, había sido nombrado por Moïse esta semana, pero aún no había prestado juramento.

 

Las siguientes elecciones presidenciales y parlamentarias están programadas para el 26 de septiembre, pero ahora es incierto qué ocurrirá tras el asesinato del presidente Moïse.

2017 Intersab.