Main Area

Main

INFORME DE BANCO CENTRAL

Los bancos, los únicos con ganancias extraordinarias durante el macrismo

El sistema en su conjunto acumuló en doce meses un resultado total integral de 301.765 millones de pesos. A noviembre de 2015 la ganancia fue de 6207 millones de pesos, 317,9 por ciento más que cuatro años atrás.


 

El sistema financiero alcanzó con el macrismo ganancias récord, cuadruplicando los resultados de cuatro años atrás. Según el Informe sobre Bancos, elaborado por el Banco Central, correspondiente a noviembre, las entidades ganaron en conjunto, sólo en ese mes, 25.940 millones de pesos, 143,9 por ciento más que en el mismo período de 2018, y 317,9 por ciento más que en 2015. 

 

Sin embargo, la mejora fue dispar: los bancos privados más que sextuplicaron sus resultados en cuatro años de Cambiemos, al crecer 566,7 por ciento, mientras que los públicos disminuyeron su ganancia en 37,9 por ciento debido al desmanejo realizado por el gobierno de Macri. 

 

La tenencia en cartera títulos públicos, en particular las Letras que emitió el Central, la apreciación del dólar y las altas tasas de interés cobradas por créditos son los principales factores que abultaron las ganancias del segmento de la banca privada.

 

La desregulación financiera que desplegó el macrismo y el desmedido endeudamiento generaron el terreno fértil para los negocios de los bancos privados. Cuando asumió Cambiemos las entidades tenían topes a las tasas de interés activas (las que cobran por los préstamos) y pisos para las pasivas (que pagan a los ahorristas). El objetivo era mantener un corredor de tasas que les permitiera obtener una ganancia medida.

 

Ambas tasas estaban atadas al rendimiento de las Letras del Banco Central. El gobierno de Macri eliminó esas bandas y los topes a cargos y comisiones que cobran por servicios. También colocó una cantidad extraordinaria de Letras para contraer la Base Monetaria con tasas que llegaron a superar el 80 por ciento anual. También flexibilizó el control sobre el stock de dólares, lo que le permitió a los bancos ganaron con cada una de fuertes devaluaciones macrista.

 

El resultado


El sistema en su conjunto finalizó noviembre con una ganancia de 25.940 millones de pesos, acumulando en doce meses un resultado total integral de 301.765 millones de pesos. A noviembre de 2015 la ganancia del sistema se mantuvo en los 6207 millones de pesos, con lo cual la mejora fue de 317,9 por ciento en cuatro años, casi igual que la extraordinaria suba del dólar en el mismo lapso, que fue de 563,2 por ciento al pasar de 9,5 a 63 pesos. Pocas actividades pudieron acompañar la evolución del dólar en el período macrista, una de ellas fue la de los bancos.

 

Entre los ítems que facilitaron las  ganancias de las entidades en los últimos doce meses se destacan, según el informe del BCRA, el ingreso por intereses, con 686.670 millones de pesos; el ajuste por CER (inflación), con 124.177 millones de pesos; la tenencia de títulos valores, con 803.113 millones de pesos, y por diferencia de cotización (dólar), por 71.630 millones.

 

Pero no todo el sistema corrió la misma suerte. La flexibilización financiera benefició a los bancos privados. El crecimiento de las ganancias en los bancos fue resultante de la migración del crédito hacia las Leliq (Letras de liquidez del BCRA), sumado a la decisión del Central de habilitar su aplicación como encajes. Por su parte, los bancos públicos debieron asistir financieramente al Estado nacional, y fueron obligados ofrecer tasas de interés más bajas en algunas líneas (incluso a pérdida) para mostrar una política de impulso al crédito pese a la elevada morosidad. Esto sucedió con los bancos Nación y Provincia de Buenos Aires.

 

Públicos vs. privados


La comparación de los resultados es elocuente. Los bancos privados en noviembre pasado ganaron 24.081 millones de pesos, 133 por ciento más que un año atrás. En los últimos doce meses acumularon una utilidad de 243.688 millones de pesos. Respecto de igual mes de 2015, cuando ganaron 3612 millones de pesos, aumentaron su resultado un 696,5 por ciento, según el informe del Central.

 

En los bancos públicos, el retroceso fue notorio. En 2015 los bancos públicos habían tenido un resultado neto integral positivo de 2485 millones de pesos. Cuatro años después, los mismos bancos tuvieron en noviembre una ganancia de 1543 millones de pesos, un 37,9 por ciento menos en términos nominales.

 

La solvencia de la banca no se mide solamente por su cartera de préstamos ni depósitos, sino también por la cantidad de papeles de deuda que el macrismo les obligó a comprar. Las entidades desplazaron su tradicional tarea de intermediación financiera -de los fondos captados de depósitos y entregados luego en préstamos- para enfocarse en la especulación.

 

En noviembre, los depósitos en pesos del sector privado en pesos se redujeron 10,6 por ciento en términos reales (aumentó 36 por ciento nominalmente, a partir de una disminución de 17,5 por ciento en las colocaciones a plazo y de 3,2 por ciento en los saldos a la vista). Por su parte, los depósitos del sector privado en moneda extranjera se disminuyeron 32,9 por ciento interanual. Los depósitos totales del sector público también descendieron en términos reales respecto a noviembre de 2018 (26 por ciento interanual). 

 

Por su parte, el saldo de los créditos en pesos al sector privado cayó 20,7 por ciento en términos reales en noviembre contra igual mes de 2018, en tanto que el crédito en moneda extranjera disminuyó 29,9 por ciento. 

 

"El crédito al sector privado representó 42,4 por ciento del activo total del sistema financiero agregado en noviembre, reduciéndose 0,9 puntos respecto del mes previo. El desempeño mensual estuvo explicado mayormente por los bancos privados extranjeros", destaca el informe de la autoridad monetaria.

 

 

Página12

2017 Intersab.