Main Area

Main

Deportes

Lautaro Acosta, sobre el rol de Messi en la Selección: "No es el líder que uno espera"

El jugador de Lanús develó detalles de cómo es el capitán de la “Albiceleste” dentro del grupo


Lautaro Acosta, a raíz del gran nivel mostrado en Lanús durante la era de Jorge Almirón, se ganó ser convocado por Jorge Sampaoli a la selección argentina para afrontar dos encuentros de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Rusia 2018.

 

El Laucha fue titular en la igualdad por 1 a 1 ante Venezuela y luego ingresó unos minutos en el empate contra Uruguay. Tras estas dos presentaciones el delantero nunca más volvió a vestir la camiseta albiceleste.

 

"Me parece que Sampaoli entró en la vorágine de lo que pidió el sistema. Si vos ves el partido, empataste con el último de la eliminatoria, que era Venezuela. Estábamos perdiendo, pero podríamos haber metido 5 ó 6 si Messi, Icardi, Dybala o todos los que tuvimos situaciones marcábamos. Después de ese partido se hizo borrón y cuenta nueva. Se cambiaron un montón de jugadores como si todo estuviese mal. No se analizó nada", esbozó.


En una entrevista con TyC Sports, el capitán de Lanús fue consultado sobre el rol de Lionel Messi dentro del conjunto nacional: "Es muy introvertido, es una persona introvertida, muy callada. Hablo por mí, y quizá por la mayoría del grupo. Él tenía también su grupo con el que más afinidad tenía, como todos".

 

"No es tal vez el líder que cualquiera espera, más integrador, más de charla. Es otro tipo de líder. Él habla dentro de la cancha y tal vez necesita a otro que haga ese apoyo", concluyó Acosta sobre la forma de accionar de la Pulga dentro de la Selección.

 

El referente del Granate también hizo foco en la vida del futbolista después del retiro: "Me preparo yo, el medio no te prepara. El medio es cruel. Un tipo de 36 es joven para la vida y sin embargo para el fútbol es un jubilado". Y luego, agregó: "Los jugadores de fútbol vivimos dentro de una burbuja".

 

"El fútbol me hizo ganar más dinero del que esperaba. Uno a lo que aspira es a progresar, no porque reniegue de sus orígenes. A veces el progreso muchos lo ven como un pecado, como irse del barrio, olvidarse. Yo creo todo lo contrario, creo que es necesario e inclusive lo veo como algo fundamental. Yo vengo de una familia humilde. Vivíamos en una casa pequeña y con mi hermano compartíamos una pieza muy chica. Quizás por eso es que me hice un obsesivo del orden. Yo necesitaba que todo estuviera acomodado, porque si no con mi hermano nos matábamos", concluyó.

2017 Intersab.