Main Area

Main

En Brasilia

Cumbre presidencial del Mercosur

Pese a la frustración de no haber alcanzado para este fin de año un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE), como se habían propuesto, los presidentes de los países miembros del Mercosur reafirmarán hoy en Brasilia su compromiso para continuar la revitalización del grupo y su apertura al mundo, con el objetivo de adaptar el anquilosado bloque al siglo XXI.


Así lo resaltaron tras una reunión ayer en el Palacio de Itamaraty los cancilleres de la Argentina, Jorge Faurie; de Brasil, Aloysio Nunes; de Paraguay, Eladio Loizaga; y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, quienes manifestaron su esperanza de que el tan deseado convenio con los europeos -negociado desde 1999- se materialice en el primer trimestre de 2018. Según los ministros de Relaciones Exteriores del grupo, ya fue posible acordar un 90% de cobertura de los productos, aunque los sectores agrícolas de países como Francia e Irlanda mantienen sus resistencias al pacto.


"No hemos llegado aún al acuerdo final, pero nadie podrá decirnos que no estamos negociando con esfuerzo, aceptando los desafíos y defendiendo los intereses de nuestra región", apuntó Faurie a la prensa.


Con la velocidad alcanzada este año en las conversaciones con la UE, el Mercosur aprovechará el ímpetu para avanzar también en negociaciones de libre comercio con Canadá, Corea del Norte y la Asociación Europea de Libre Comercio (Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein). En tanto, se agilizarán los encuentros con los representantes de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México) para liberalizar el comercio entre ambos bloques para 2019, con la idea de abrirse a toda la región. En ese sentido, además del mandatario argentino, Mauricio Macri, el brasileño Michel Temer, el paraguayo Horacio Cartes y el uruguayo Tabaré Vázquez, participarán de la cumbre de hoy los presidentes de Bolivia, Evo Morales (el proceso de adhesión de su país al bloque está en la etapa final); de Guyana, David Granger; el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, y representantes de Perú, Colombia, Ecuador y Surinam.


"Es necesario que el Mercosur sea una realidad de un bloque dinámico y estimular la inserción del Mercosur en el mundo", declaró el canciller brasileño Nunes, tras subrayar que gracias a las coincidencias entre los actuales gobiernos del grupo sudamericano fundado en 1991 se ha logrado acabar con la mayoría de las barreras que dificultaban el libre comercio intrabloque.


"La agenda externa ahora es y será muy importante", confirmó el ministro paraguayo Loizaga, cuyo país asumirá a partir de hoy la presidencia pro tempore del Mercosur. Y su par uruguayo, Nin Novoa, destacó que el Mercosur, "como gran proveedor de alimentos, debe sentar los cimientos de una conjunción política y económica que le permita aprovechar su posición, sumamente privilegiada, en la realidad del comercio mundial".


Más allá de los asuntos económico-comerciales, los cancilleres indicaron que en su reunión trataron la situación en Venezuela, suspendida del Mercosur por constatarse una ruptura del orden democrático. Se volvió a pedir al régimen de Nicolás Maduro que dialogue con la oposición y que se respeten las libertades civiles y políticas del pueblo. Aunque no se habló de la situación que atraviesa el gobierno de Perú, los cancilleres reconocieron que siguen con atención las noticias en Lima, donde el Congreso podría destituir hoy al presidente Pedro Pablo Kuczynski.


2017 Intersab.